4 noviembre, 2017

Una sola familia

Cuando comencé a coleccionar monedas me encontré con una barrera gigantesca para la adquisición directa de piezas, unas muy costosas otras no tan atractivas y definitivamente todo estaba lejos de ser o convertirse en una pasión como lo es hoy.

Así pues comencé hacer visitas mas seguidas al centro de la ciudad, donde hay varios lugares donde se pueden adquirir antigüedades, monedas y billetes, un local en el norte  y los mercados de pulgas de los barrios.

Paralelo a esto para romper con estas barreras encontré un invento maravilloso del humano “el intercambio”, con el mi colección comenzó hacerse internacional y a crecer  (Ver Monedas especiales), no solo en numero sino en buenas piezas de otros países a los que en ese momento no podía viajar.

Luego me puse en la tarea y encontré varios grupos por Facebook en los que no solo se hacían intercambios sino se reportaban cuando llegaban los envíos, se reportaban los coleccionistas en la Lista Negra (los que no enviaban o timaban a otros para tener sus piezas), grupos donde todos se cuidaban con todos.

Luego en varias ferias del libro (evento anual realizado en Bogotá, Colombia) ubique un sitio de colecciones que tenían insumos para ordenar la colección y mi último recurso fue las redes de venta por internet como Mercado Libre , Ebay y otros. Ya que las compras por internet, no eran mi fuerte en ese momento.

Finalmente realice  una búsqueda exhaustiva de los insumos para ordenar las piezas que tenia en bolsas y tarritos, y encontré también una red de comerciantes muy confiables y con insumos de excelente calidad (Ver Tips para comenzar tu colección).

Así fue pasando el tiempo y encontré mas y mas redes de coleccionistas, algunos numismáticos y otros no, algunos comerciantes y otros no, pero todos con una sola pasión, por trabajo, por amor o por tener un hobbie, los billetes y las monedas!

Es por esto que aquí les hago un llamado para que nos demos cuenta, que todos lo que compartimos esta célula social del coleccionista, somos una sola familia!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *