18 agosto, 2017

Cantidad o Calidad??

Hola todos,

En esta ocasión vengo con un tema que me ha rondado la cabeza los últimos días, que es mas importante para un coleccionista… Cantidad o Calidad?

Resultado de imagen para cantidad

Si vamos hablar de Cantidad , podríamos parecer un poco a ese programa de “acumuladores” que se llenan de cosas inservibles y que en realidad no le dan un valor agregado a su colección, aunque por otra parte (y depende mucho del camino que llevas recorrido) las piezas que necesitas, no solo para tener en tu colección personal sino para vender o intercambiar, las piezas que te pueden parecer algo comunes en tu país o región, pueden ser mas apetecidas en  otras partes del mundo. es allí donde debes aprovechar los intercambios para entregar a otras manos esa monedas o billetes, que ya a tu colección no le generan valor agregado y conseguir nuevas o diferentes piezas.

Ahora, esta muy claro que la calidad es un tema de vital importancia, mas en esta noble pasión!, ya que una pieza en mejor estado de conservación que  otra del mismo año o del mismo momento histórico puede representar unos miles de pesos de diferencia.

Es por lo anterior, que el día de hoy les quiero compartir una información muy sencilla sobre los estados de conservación de las monedas :

  1. Prueba: moneda hecha expresamente para coleccionistas o como recuerdo. Son piezas escogidas entre las de circulación normal o conmemorativas, a las que se les somete a un proceso de pulimentado que dejará el campo de la moneda brillante como un espejo. No están acuñadas para su uso, aunque tengan igual valor facial que las habitualmente utilizadas.
  2. Monedas sin circular: aquí se distinguen dos valores: A. Flor de cuño: son las primeras monedas troqueladas por un cuño nuevo, antes de perder un poco la perfección o profundidad de los relieves. B. Sin circular: de perfección absoluta, pero con los relieves algo más suaves que en las de flor de cuño.
  3. Extremadamente bien conservada: piezas que están casi flor de cuño, pero que tienen ciertos indicios de haber circulado o haber sido mal manipulada en la ceca, así mismo si tiene una fuerte pátina aunque conserve el brillo original.
  4. Muy bien conservada: esas piezas que, aunque se nota que han circulado, tienen los relieves muy bien conservados, aunque los detalles más sobresalientes del relieve están con un desgaste incipiente.
  5. Bien conservada: las piezas bastante desgastadas, sobre todo en la figura, aunque todavía conservan la leyenda y la fecha más o menos visibles. También aquellas con marcas fuertes de óxido o con una profunda pátina.
  6. Regular conservada: piezas totalmente desgastadas pero que todavía, con un poco de imaginación, dejan entrever algún detalle para su catalogación. Normalmente, para la colección no valen, salvo que sea una pieza RR. Aquí se incluyen las dobladas y partidas.
  7. Mal conservada: aquellas que por el desgaste o pátina son irreconocibles y sólo se adivina su valor o tipo por el tamaño, peso, metal, etc.

En todo caso e independientemente de si tienes muchísimas piezas en tu colección o aun no tienes tantas en este momento, mientras tengas la curiosidad de seguir buscando, armando redes, rodeándote de compañeros coleccionistas, tu colección seguirá creciendo!

 

Referencias Bibliográficas: “La guía del coleccionista” del 02/11/2011.

 

6 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *